• LinkedIn
  • Twitter
  • YouTube
  • Google Plus
  • Facebook
  • RSS

Pasión por la formación

Cómo alargar los beneficios de las vacaciones

Publicado por Onplus Formación, el 6 septiembre 2016, en Artículos Talento

Una vez al año solemos parar nuestra rutina diaria para cambiar los quehaceres y obligaciones por momentos de ocio, familia, amistades y placer más que nunca.

El único contra de esta maravillosa etapa es que se nos hace breve y nos da la sensación de que enseguida llega a su fin y volvemos a aquella olvidada rutina de obligaciones que ocupa las tres cuartas partes de nuestro año.

Pero, ¿Quieres alargar esa gran sensación de bienestar que nos aportan las vacaciones? Sigue nuestros consejos y verás que este año será diferente:

1.       ¡Prémiate! Sí, prémiate por volver a escuchar el despertador cada mañana. De nuevo vas a tener que madrugar, establecer una hora de despertar y ponerte en marcha. ¿No es mejor hacerlo a ritmo de una música que te haga disfrutar? Prémiate con un desayuno sano pero que te de energía para empezar bien el día. Vístete conforme la actividad que vayas a tener ese día, mírate al espejo y ¡sonríe! Empieza bien tu día, ¡te queda mucho por delante!

2.       ¡Sé original! Cambia a menudo el camino por el que vas al trabajo e incluso el modo de desplazamiento en medida de lo posible (a pie, bici, transporte público, coche, autocar, tren, etc.) Verás como aprenderás en cada cambio algo que el día anterior no sabías, interactuarás con gente nueva y te sorprenderás a ti mismo con la creatividad que tendrá tu mente al vivir cosas diferentes.

3.       ¡Relaciónate! Todos tenéis algo nuevo que contar, por lo que al llegar al trabajo habla con tus compañeros y pregúntales qué han hecho…su explicación te trasladará a las sensaciones que haya vivido tu compañer@… Una forma de no empezar de golpe con toda la información laboral.

4.       ¡Planifícate! Está comprobado que la “lista de las 6 cosas al día” FUNCIONA. Por la mañana decide qué 6 cosas vas a hacer hoy, ponlas en una lista y ve a por ello. Sé ordenado y planifica tu actividad laboral…no quieras abarcar más de lo que puedas…recuerda que el elefante no te lo puedes comer de golpe pero sí a trocitos. Revisa calendario, tu correo, tareas pendientes y prioriza de importante y urgente a urgente y por último, lo importante pero menos urgente.

5.       Al salir del trabajo, revisa tu lista de las 6 cosas al día y analiza cómo vas. Si ya las has hecho todas…¡date una recompensa! Queda con tus amistades, haz deporte, sal de compras, etc. Un tiempo dedicado a ti. Si no lo haces tú, ¿quién lo hará por ti? No te arrepientas el día de mañana de lo que hubieses podido hacer, solo te llevarás lo que hayas hecho, vivido y sentido.

6.       Descansa una media de 8 horas para renovar cuerpo y mente que lo necesitan. Un buen descanso nos repercute en el buen humor que tendremos durante el día, el nivel de actividad que podremos asumir, una mejor o peor imagen e incluso comunicación con los demás y evitaremos posibles enfermedades como dolor de cabeza o malestar.

Ya te hemos dado las claves, ahora todo depende de ti. Estás a tiempo de disfrutar en tu día a día y hacer menos eterna la espera a las próximas vacaciones o periodo de descanso. ¿Crees que lo podrás conseguir? Yo no lo dudo 😉

FELIZ VUELTA A LA EXTENSIÓN DE TUS VACACIONES.

Miriam Roa

Comentarios

No hay comentarios

Deja tu comentario